Skip to content

Un ignorante y cortísimo “análisis” de las Películas de Guerra

15 December 2009

Kubrick hizo Full Metal Jacket

Coppola hizo Apocalypse Now

Stone hizo Platoon y Born On The Fourth Of July

Zemeckis hizo Forrest Gump…oh, esperen…

Quizá me tachen como un pendejo (y quizá lo sea), pero he visto demasiadas películas de Vietnam, y he llegado a la conclusión de que quizá faltan muchas más por hacerse. Es una fuente infinita de drama y acción, aunque es devastador saber que es también una categoría muy lucrativa, basándose en el morbo y la destrucción de la época contemporánea. El recuerdo sigue allí, fresco como una huella en el lodo, y mantiene insomne a toda una generación todavía.

Lo mismo pasa con las películas de la SGM: incontables, aunque cada una aportando un “nuevo” aspecto al suceso histórico. Y todas dejando un buen rastro de Franklins y Washingtons en las taquillas. Los Nezahualcóyotles tampoco se escapan.

Lo más probable es que se siguen haciendo porque tanto los directores, como el cast, como los expectadores, tenemos unas ganas repulsivas, aunque frenéticas de saber qué pasó. Tenemos deseos efímeros de ponernos el casco y dar el grito, con una M1 Garand en nuestras manos, claro, bajo la bandera de los aliados (no quieres matar sacos gringos en Normandía como en Saving Private Ryan, o sí?), o de oler el victorioso aroma del Napalm en la mañana tras ver como las cosas vietnamitas se encienden como árboles de navidad. Estamos emulando a través de los ojos de éstos chelovecos un atípico enfrentamiento bélico contra la muerte. But we have no fuckin’ idea.

Nunca lo sabremos (la naturaleza del estrés postraumático de la guerra es bloquear y olvidar situaciones que no dan cabida a la imaginación), y cada temporada de cine sólo estamos más cerca de saber tan sólo una millonésima de lo que se siente.

Algunas veces las war films se manifiestan de formas hermosas y atractivas para ayudar a comprender que las batallas son una desgracia para la humanidad, como Waltz with BashirLetters from Iwo Jima, pero siempre habrá que hacer contacto con un nervio militar, llevando otra vez a las memorias al campo de batalla. Es algo inevitable para algunas cintas, aunque están en un sentido mucho más bienintencionado.

Oh sí, la película bélica tiene mucha cola que le pisen. Y seguirá mutando en maneras más violentas y elaboradas hacia la nada; como correr en una caminadora. Las seguiremos viendo, de todos modos.

Jarhead salió hace un par de años, y no se necesita ser un vidente para saber que vienen versiones de la Guerra del Golfo Pérsico en 24 cuadros por segundo.

“…smells like…victory!”

Advertisements
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: