Skip to content

AVISO

Este blog alberga imágenes y texto no apropiados para menores de edad, uniformados, gente que lee TV y Novelas, borrachos, fresas, gimnastas, hippies, camarones, mujeres buenísimas, políticos, phonies, artistuchas, Robert Pattinson, surfistas, Jesucristo, las vocales, las consonantes, alfeñiques, directores, junkies y Ornitorrincos. Se recomienda discreción.

El contenido de este sitio es satírico en su mayoría, y no necesariamente refleja el criterio auténtico del autor. O quizá sí.

Cualquier parecido con la coincidencia, es mera realidad.

I don’t do too much talking these days

17 May 2010

Pixie en los Suburbios (2001-2010) Para mí fue el tesoro que me dejó la literatura. Gracias Sr. Xoconostle.
Pixie En Los Suburbios

Paiki.org (La página, ehm, digamos ‘oficial’ del libro; un sitio a quien le debo abiertamente mucho de lo que soy en este blog.)

Abraham

17 May 2010

Mis viejos y nuevos amigos

Los viejos y nuevos amores de mi vida

Mi joven y vieja familia

Mi yo (entero)

Gotas.

24 December 2009
tags:

Sí, gotas. Pequeñas cantidades de cualquier líquido que puedas o no mencionar. Gotas cortan mis falanges como si fueran las dagas de Rafael. Estoy tranquilo. No son precisamente de esas gotas que chorrean por tu frente durante tu último sprint o de esas que se deslizan rápidamente sobre tu cuerpo mientras…, jajaja, mientras cualquier cosa que te agite esté pasando. Son gotas que se han tomado su tiempo en un mundo donde la vida se desgasta como un balón de soccer hecho gajos. Pensé de pronto que el mundo está sufriendo aquellos relatos apocalípticos ahora y luego contuve la tristeza.  Volví a la normalidad en un minuto. Son de esas micro-depresiones que me mantienen vivo durante ratos de sosiego. Es algo tan natural como cagar para mí, así que estoy acostumbrado.

Las gotas ahora estaban en la mesa y se dilataban con lentitud. Aquel espectáculo era digno de un boleto de 300 dólares del Cirque du Soleil para esos corporativos de mierda y el séquito que aparece detrás de ellos. Les urge un poco de humanidad a los cabrones, ¿no? Un poco de polvo en la cara y algunas magulladuras leves en los labios de tanto estar de sol a sol forjando un castillo; también de la gloria posterior que nos trae la necesidad de beber, de comer o incluso de abrazar a tus seres queridos al llegar a casa. A algunas personas que incluso no son grandes CEOs, son de igual manera unos sonámbulos testarudos con delirios de grandeza. Aún más patéticos que los trajeados que les menciono. Les hace falta abrir los ojos. Como yo lo hacía ahora.

Apenas levanté el pie y di una patada sin dolor a la estructura del gabinete. La volví a acomodar y di un suspiro que casi me revienta los botones de la camisa. Pareciera como si hubiera sentido algo sobrenatural en aquella mesa, pero me distraje y olvidé lo que pensaba.

Despegué mi mano del vaso y ahora tenía gotas en la palma. La ‘exprimí’ de alguna forma empuñando y vi como el agua caía con una violencia diminuta sobre el plato. Sentía que era el piloto de un bombardero, soltando la carga sobre Nuremberg o algo así. De lo poco que quedó, lo usé para frotarme la frialdad en la cara. Le di un sorbo a lo poco de agua que quedaba, y me fui, dejando sola a aquella resolana que me acompañaba en el ventanal, justo a lado de un espacio vacío del gabinete. Aquello era un tugurio pero pude asirme de su historia el poco tiempo que me senté; me puse a admirar aquellos espectáculos cotidianos abandonados. Como las gotas de un vaso. Sí, gotas. Pequeñas cantidades de cualquier líquido que puedas o no mencionar. Gotas cortan mis falanges como si fueran…

Un ignorante y cortísimo “análisis” de las Películas de Guerra

15 December 2009

Kubrick hizo Full Metal Jacket

Coppola hizo Apocalypse Now

Stone hizo Platoon y Born On The Fourth Of July

Zemeckis hizo Forrest Gump…oh, esperen…

Quizá me tachen como un pendejo (y quizá lo sea), pero he visto demasiadas películas de Vietnam, y he llegado a la conclusión de que quizá faltan muchas más por hacerse. Es una fuente infinita de drama y acción, aunque es devastador saber que es también una categoría muy lucrativa, basándose en el morbo y la destrucción de la época contemporánea. El recuerdo sigue allí, fresco como una huella en el lodo, y mantiene insomne a toda una generación todavía.

Lo mismo pasa con las películas de la SGM: incontables, aunque cada una aportando un “nuevo” aspecto al suceso histórico. Y todas dejando un buen rastro de Franklins y Washingtons en las taquillas. Los Nezahualcóyotles tampoco se escapan.

Lo más probable es que se siguen haciendo porque tanto los directores, como el cast, como los expectadores, tenemos unas ganas repulsivas, aunque frenéticas de saber qué pasó. Tenemos deseos efímeros de ponernos el casco y dar el grito, con una M1 Garand en nuestras manos, claro, bajo la bandera de los aliados (no quieres matar sacos gringos en Normandía como en Saving Private Ryan, o sí?), o de oler el victorioso aroma del Napalm en la mañana tras ver como las cosas vietnamitas se encienden como árboles de navidad. Estamos emulando a través de los ojos de éstos chelovecos un atípico enfrentamiento bélico contra la muerte. But we have no fuckin’ idea.

Nunca lo sabremos (la naturaleza del estrés postraumático de la guerra es bloquear y olvidar situaciones que no dan cabida a la imaginación), y cada temporada de cine sólo estamos más cerca de saber tan sólo una millonésima de lo que se siente.

Algunas veces las war films se manifiestan de formas hermosas y atractivas para ayudar a comprender que las batallas son una desgracia para la humanidad, como Waltz with BashirLetters from Iwo Jima, pero siempre habrá que hacer contacto con un nervio militar, llevando otra vez a las memorias al campo de batalla. Es algo inevitable para algunas cintas, aunque están en un sentido mucho más bienintencionado.

Oh sí, la película bélica tiene mucha cola que le pisen. Y seguirá mutando en maneras más violentas y elaboradas hacia la nada; como correr en una caminadora. Las seguiremos viendo, de todos modos.

Jarhead salió hace un par de años, y no se necesita ser un vidente para saber que vienen versiones de la Guerra del Golfo Pérsico en 24 cuadros por segundo.

“…smells like…victory!”

Eeescuuuuucheeeeen!

16 October 2009

Ayer pasaron muchas tonterías, cosas divertidas y otras situaciones. Pero también ayer ocurrió algo que me tiene con la mente hecha añicos. Ayer una de esas personas especiales para mí falleció. De hemorragia cerebral. Son esos accidentes que pasan de la noche a la mañana. Y eso fue exactamente lo que sucedió: pasó solamente un día de verse a una persona normal a estar en el umbral del otro mundo. Mi directora de kinder, Martha, era una persona feliz, aunque severa; relajada, aunque siempre atenta. La veíamos todos los días con un encanto extraño (era nuestra maestra, jeje). Todos los días, al final del recreo, como si nunca hubiera estado enferma en su vida, gritaba con una potencia sobrehumana y sutil a la vez “escuuuuchen!”. Ese era nuestro llamado para sentarnos todos en un círculo y escuchar su lección del día. Eso incluía hábitos de sueño, de comida, de comportamiento, de juego. Todo era un mundo feliz y las únicas cercas eran las cercas de tu potencial. Claro, todo eso lo decía en lenguaje de niño-de-6-años-come-pegamento; no obstante, efectivo. La premisa final era siempre la misma: ¿por qué debemos ser preparados?. “Ser preparados” es el concepto para decir ‘responsable, cumplido, respetuoso, emprendedor y siempre educado’. Incluso recuerdo que toda la clase fue a su casa, y ensayó una perfecta dramatización de cómo castigaba a su hijo por ser flojo y poco cívico. Me lo creí tanto que…bueno…lo sigo recordando. La mujer tenía todos los pantalones para arriesgarse con cada escuincle. Quien se portaba mal, no había excusas: lo castigaban. Quien se portaba bien, no había excusas: habría una recompensa en el camino. Martha tenía visión, responsabilidad y muchos yarbles. Lo que tenía para dar era mucho cariño y por eso estoy devastado. Es muy probable que sea una de las maestras que más me han ayudado en la vida. Una infinita gratitud la que puedo expresar.

Me la encontraba usualmente en supermercados y en las plazas comerciales, ya ratos después. Con ella parecía que el tiempo no pasaba: joven como ayer, siempre se veía con esa cálida sonrisa en la cara, como si recordara esos momentos donde apenas aprendía a escribir y escribía GRASIAS (sic). Nunca olvidó a alguien, ni los momentos que pasaron en 3 años. Cada que la veía mantenía un juramento que ahora me destroza como humano: “Algún día iré al kinder a ayudarla. Estaré allí con usted”. Algún día. Algún día y pasaron semanas. Algún día y pasaron meses. Algún día y pasaron años de los años. Algún día y estoy allí, cabeceando de sueño en un sillón de cuero, junto con mamá y papá esperando a que llegue el féretro que contiene su cuerpo. Hubo misa de cuerpo presente en una iglesia y Martha no estaba en la funeraria. No aguanté el sueño y regresé a casa con mi papá. No la volví a ver. Hoy la enterraron.

No dormí ayer con sólo pensar que la gente se puede ir así porque sí. Porque no hubo precedentes. Recibí una llamada y escuché que había una mala noticia. Estaban ya esperando a que se muriera. Veinticuatro horas antes estaba en el Montessori (ese es el nombre de mi preescolar) entregando ahora a mis sobrinos de 3 y 5 años a su mamá. Fue una casualidad muy extraña y es de llorarse por un tiempo. Por ese tipo de cosas, la mamá de Forrest Gump tenía mucha razón, sin importar lo ‘hypeada’ que está la película: “La vida ES una caja de chocolates. Nunca sabes lo que te va a tocar.”

Esta vez nadie lo vio venir y mi generación perdió una de sus mejores maestras. De esas que quería cambiar al mundo, y lo hizo. Estará allí por siempre. Muchas gracias, Profesora Martha Montoya. Feliz viaje y hasta luego.

Hands Down to JONATHAN GLAZER

10 October 2009


No, no sé si es hermano de Gianluca Grignani

Resulta que hace un par de meses vi un gran video reciente, llamado ‘Treat Me Like Your Mother’ (jajajaja) de The Dead Weather (el nuevo proyecto de Jack White…eso también me sorprendió). Les dejo el video…

Después de un tiempo, esa masacre inmortal en los suburbios seguía en mi mente, al igual que Dead Weather…finalmente busqué el video en Wikipedia y pensé en quién lo habría dirigido. Imagine my surprise: Jonathan Glazer!

Se preguntarán quién es este cristiano. Pues… ustedes no lo reconocerían ni en la calle (al igual que yo :P), pero seguro reconocen sus videos y comerciales de TV. Con un estilo muy Kubrick, Glazer siempre tiene en cuenta el ambiente. En coches, casas, trailer parks, túneles… cualquier lugar abarca una historia interesante. El ángulo, la iluminación, los actores y sobre todo, la Historia son ingredientes meticulosamente mezclados para las tomas . Es por eso, creo yo, que sólo ha hecho 3 videos en lo que va de esta década. Al final, el resultado es perfecto, increíble e interesante. A Glazer le he atribuido algo: es de los ÚNICOS directores que le ha puesto alma a los videoclips. Siempre habrá un lugar en sus imágenes donde pensar y sentir. Cada obra es única y no se las deben perder. Por eso, Hands Down To Jonathan Glazer!



Y mi all-time favorite (Glazer dice que ha sido uno de sus peores videos. No lo secundo. Fue uno de los clips más memorables de mi infancia)

Click aquí para ver su trabajo.
RIP: a 46 años sin Edith Piaf

Finalmente: A Megan Fox le dieron un rol para interpretar a .
…ella misma…

NO hay mujer más hermosa que…

30 May 2009